SiguienteContratación
 

Belin realizó su primer graffiti en el año 1995, realizado en el barrio linarense de Arrayanes, constituido por las palabras Slam Master y conservado al menos hasta el 2009. Tras algunos años como grafitero aficionado en los que perfeccionó su técnica, comenzó a pintar muñecos además de letras, y a partir del año 2002 empezaría a hacer del grafiti su profesión y, por tanto, a vivir de ello. Ha participado en numerosos concursos donde ha obtenido diferentes premios, así como en exhibiciones internacionales (Londres, Dublín, Sevilla, Hassmersheim, Barcelona, Madrid, Sicilia, Nápoles, etc.), exponiendo también individualmente en ciudades como Manchester, así como en galerías de todo tipo, siendo expuesta su obra por toda España. El estilo de este artista ha variado con el paso del tiempo, contando su obra con trabajos impresionistas, wildstyles, o model pastel entre otros, pero actualmente su obra se decanta y destaca por un estilo hiperrealista valorado por críticos, aficionados y expertos.

 

 

Belin
Super Héroes en crisis

Exposición


Reconocido mundialmente por su técnica hiperrealista al spray. Belin se hace camino día a día dentro del grupo de artistas que encabezan el movimiento artístico urbano más interesante de nuestra época.

Desde muy pequeño tuvo la iniciativa de mantenerse creativo a toda hora y en todos los aspectos. Ésta misma inquietud permanece hasta sus años de instituto donde cursa el bachillerato artístico en la ciudad de Jaén. Después de intentar adaptarse al programa educativo artístico obsoleto, decide desertar y buscar mediante bibliotecas, museos y otras técnicas experimentales dar rienda suelta a la inventiva que yacía en su mente.

Es el año 1995, el que marcara el rumbo de su carrera como graffitero, ya que luego de ojear una revista prestada, observa por primera vez imágenes en blanco y negro de los primeros graffiteros alemanes y sus trabajos, de aquí surge la incertidumbre por experimentar algo similar en un muro.

Ya para el año 2004 contaba con reconocimiento local y se gestaba el internacional, a partir de ésta fecha, también incursiona en una técnica nueva, deja de lado las latas de spray y toma los pinceles y el acrílico, de este modo retratos y encargos particulares lo llevan a seguir experimentando con diversos recursos de creación. Luego entonces vemos llegar su espectacular escultura dejando a más de uno impresionado por el realismo de los gestos y colores de piel en ellas.

El perfeccionamiento de una técnica que le diera reconocimientos del que ahora goza, revela un trabajo sin duda de práctica y perseverancia detrás de un artista entregado a su arte y su visión. Su estilo surge a partir de la admiración por grandes artistas como Velázquez y Murillo, solo por mencionar algunos artistas hiperrealistas. Dentro del surrealismo tenemos al maestro Dalí, de sus favoritos y una de sus mayores influencias, de ésta forma se conjuntan influencias, colores y una meticulosa observación, que da como resultado a uno de los mejores artistas de nuestra época

"Devoro una nube. Algo se queja dentro. Sin querer, he mordido un trozo del alma de Belin, un adorable artista… Su alma sabe a spray de chocolate caliente; me gusta. ¿Qué haces en las nubes?, le pregunto mientras desclavo mi canino de sus sueños… Yo sou una nube, me responde. Miles de fragmentos de agua condensados en mi pelo, en mis dedos, en mi vida. Lo abrazo como un niño, sabiendo que es más niño aún que cuando lo parieron. Porque hasta las mentiras de un niño son verdad y porque un niño siempre sonríe, como él. Hace frío y vuelvo a deja a Belinniño en su nube. Hermoso paraiso para un grafitero."

Yolanda Sáenz de Tejada


DESCARGAS
Descargar dossier